En Colombia existen tres tipos de firmas a la hora de suscribir documentos electrónicos.
Aquí te explicamos las diferencias de firmas: Firma electrónica simple: Permite identificar a una persona y asociarla a un documento como firmante. Las más comunes son las contraseñas.  ¿Quién la emite? Cualquier empresa con capacidad tecnológica. ¿En qué casos se usa? Se usa en correos electrónicos (usuario y contraseña) o aplicaciones móviles (pines o patrones). Dar clic para aceptar los términos y condiciones de páginas web también es un tipo de firma electrónica simple.
 Firma electrónica certificada: En principio es igual que la anterior, pero su gran diferencia es que el ONAC audita el esquema de generación y funcionamiento de este tipo de firma. ¿En qué casos se usa? En documentos más relevantes jurídicamente. Muchas empresas privadas y públicas la utilizan para la suscripción de contratos o comunicaciones oficiales.
 Firma digital: Es un valor numérico que se adhiere a un mensaje de datos o documento electrónico, garantizando la plena identidad del firmante con apoyo de la criptografía. ¿Quién la emite? Entidades de Certificación Digital acreditadas por el ONAC ¿En qué casos se usa? En documentos de alto valor jurídico. Ejemplos: facturas electrónicas, actos administrativos de diversas entidades y contratos, entre otros.