La mujer hizo el anticipo por Nequi y nunca recibió respuesta de la supuesta arrendataria. Experto da recomendaciones para prevenir robos cibernéticos.

¿Has hecho compras o vendido productos por Marketplace? Aunque no todos los casos sean iguales, esta herramienta de Facebook puede ser usada por delincuentes y estafadores cibernéticos. El caso de Lorna Lambis, una cartagenera que realizó el anticipo de un apartamento en Bocagrande, es un claro ejemplo de ello.

El Universal contactó a Héctor García, experto en Gobierno Electrónico y procesos de transformación digital con estudios en el Massachusetts Institute of Tecnology, quien nos habló sobre esta modalidad de robo cibernético.

Lorna, una mujer de 35 años, buscaba un apartamento cómodo en la zona norte de Cartagena. Tenía pensado compartir con su esposo y sus cuatro hijos, debido a sus ocupaciones y horarios laborales, se le hacía casi que imposible realizar esas diligencias presenciales, por lo que acudió a la famosa herramienta de Facebook llamada Marketplace.

Marketplace es un destino de Facebook donde las personas pueden descubrir, comprar y vender artículos. Las personas pueden buscar publicaciones de los productos o servicios que venden otras personas de su zona.

La estafaron en Marketplace tras alquilar supuesto apartamento en Bocagrande

 

Lorna buscaba un servicio de alquiler de apartamento “conseguí a unas personas que iban a rentarme un apartamento por mes en el edificio Palmeto Sunset, la persona me mandó fotos del apartamento, a mi esposo y a mi nos gustó y luego para dar el siguiente paso nos envió el número de cuenta de Nequi, porque supuestamente estaban declarando renta y tenían la cuenta de Bancolombia bloqueada, eso me dijo por el chat”, contó Lorna Lambis a El Universal.

A Lorna no le pareció extraño o sospechoso, ya que una amiga suya ha hecho compras por esta plataforma, y ella también ha hecho compras ocasionales.

“Yo le hice la transferencia y la señora al rato me mandó un formato para que lo llenara, que supuestamente a las tres de la tarde del día siguiente nos íbamos a encontrar para darme las llaves del apartamento”.

La mujer con la que Lorna sostuvo la conversación vía WhatsApp le pidió el documento de identidad y otros papeles para el supuesto trámite. Sin embargo, la historia comenzó a tornarse turbia cuando comenzaron a ignorarla por el chat.

El Universal contacta a la supuesta página inmobiliaria

Lorna suministró el número de contacto de Whatsapp, con el cual se procedió a enviar un mensaje de texto, con el objetivo de preguntar por uno de los apartamentos que ofrecía esta página. Esto fue lo que respondió la mujer anónima detrás del supuesto negocio inmobiliario.

La misma mujer que atendió a Lorna fue quien respondió los mensajes, usando la misma metodología para conseguir la transferencia del anticipo. Lo que pudo concluirse es que envían fotografías de un lujoso apartamento, luego piden documentos personales y de manera insistente solicitan la fotocopia de la cédula.

Lorna hasta el momento no ha podido recuperar el $1.500.000 que transfirió como depósito por el número de Nequi de la mujer.

El Universal contactó al experto en Gobierno Electrónico, Héctor García, quien nos informó sobre esta modalidad de estafa.

“Esto es lo que se conoce como el anonimato del delito en los medios electrónicos, ya que es una persona anónima la que lo comete, y es muy difícil rastrearlo, no sabrías quien está detrás de ese chat, ni desde que distancia está estafándote. Por eso es la importancia de ser desconfiados al momento de hacer una compra”, continuó “uno debe pensar siempre no peor y en lo posible no enviar documentos personales a cualquier persona”, expresó García a El Universal.

Un contrato de arrendamiento no es cualquier cosa, y por Marketplace es aún más delicado. Este caso demuestra la ingenuidad de algunos usuarios, y el estafador se vale de eso”.

Héctor García

“No es correcto hacer pagos con informalidad”. Para estos casos lo ideal sería encontrarse con la persona presencialmente, estudiar bien la inmobiliaria, los comentarios que hay sobre ella, y el certificado de tradición y libertad.

¿Qué podría estar pasando con los documentos que piden?

El delincuente arma perfiles falsos, los más profesionales en esta modalidad usan equipos (ya sean celulares o computadores) y en este caso no son de ellos, sino de terceros. “Hay personas que no cuidan sus dispositivos y los delincuentes les insertan “Bomas lógicas”, esto es un código insertado intencionalmente para controlar dispositivos”.

Las cédulas y los documentos que solicita el delincuente, son usados para despistar. En otras palabras, se camuflan y usan las cédulas de inocentes para estafar bajo esa identidad.

 

La estafaron en Marketplace tras alquilar supuesto apartamento en Bocagrande

De eso tan bueno no dan tanto

Hector García aprovechó para invitar a la comunidad cartagenera a desconfiar un poco más. “No hay que creer en esas ofertas maravillosas, la mujer de este caso seguramente pensaría que pagando tres millones en un barrio como Bocagrande obtendría una ganga, pero no, resultó siendo un engaño”, explicó.

“Uno debe desconfiar de correos, pensar en lo peor. Hay que pecar por exceso y el exceso es la desconfianza. No abrir links de mensajes de texto, ni llenar formularios sin antes revisar. A través de esos enlaces pueden robarte información y acceder a tus cuentas bancarias”, concluyó.

El Universal luego intentó contactar a la empresa inmobiliaria para conocer su versión sobre lo ocurrido, pero no se logró obtener una respuesta aunque se realizaran llamadas desde varios números.

 

La estafaron en Marketplace tras alquilar supuesto apartamento en Bocagrande