La nueva ley de borrón y cuenta nueva incluye beneficios para las personas reportadas en centrales de riesgo que sean víctimas de suplantación de identidad, delito que se encuentra en ascenso en el país. Según datos de la DIJIN, este delito aumentó en un 409% en los últimos doce meses.

Colombia está dando el salto a los trámites digitales y se ha empezado a utilizar el concepto de identidad digital.  Esta identidad se valida a través de herramientas como la firma digital, el correo electrónico, claves enviadas por mensajes al celular de la persona. Recientemente, se usa la cédula de ciudadanía digital y la biometría facial.

Víctimas de suplantación en la ley de borrón y cuenta nueva

El robo de identidad en el ámbito digital inicia con la sustracción de la información. Esta identifica a la persona con métodos como el phishing, smishing, vishing, spam, etc. Los delincuentes acceden a claves, fotografías, nombres de usuario, y demás datos. Luego los usan para hurtar dinero depositado en cuentas de ahorros, tarjetas de crédito, adquirir servicios, comprar bienes o cometer otros delitos.

A partir de estas técnicas, las víctimas resultan reportadas injustamente en centrales de riesgo como Datacrédito o Transunión. Con la nueva ley se elimina inmediatamente el reporte si el ciudadano muestra las pruebas del fraude a la entidad financiera. Al respecto, es menester que dichas entidades adopten mecanismos de validación de identidad robustos que impidan la suplantación, masificando el uso de firmas digitales y validación biométrica facial.

Para que el país logre reducir el delito de suplantación de identidad, la Policía, entidades públicas y las empresas privadas deben implementar las nuevas herramientas de verificación y autenticación digital. La inteligencia artificial, así como el reconocimiento facial del iris o de la voz, son elementos de los que puede disponer cualquier compañía que piense en la seguridad de sus usuarios.

http://www.camerfirma.com.co